Muchos piensan que para que una Startup tenga éxito basta con tener una buena idea y llegar en el momento adecuado. Con esos ingredientes y un poco de suerte, el éxito estaría asegurado. Sin embargo, la realidad es muy diferente; existe un sistema riguroso y repetible sobre el que se apoya el éxito: el método Lean Startup.

¿Qué es Lean Startup?

Esta metodología fue desarrollada por Eric Ries e implementada en su startup Imvu. Este emprendedor estadounidense creó el sistema Lean Startup mejorando métodos ya existentes. Consiguió fusionar el saber de Steve Blank sobre desarrollo de clientes y el sistema de Lean Manufacturing popularizado por Toyota. El resultado de este cocktail de conocimiento fue una nueva metodología capaz de hacer triunfar cualquier startup casi seguro.

La filosofía Lean se aplica de forma tradicional a los procesos productivos, poniendo atención en eliminar cualquier desperdicio. Normalmente se trata de stocks intermedios entre procesos, algo que suele ser habitual en cualquier planta de producción. Esta metodología resalta las actividades que realmente aportan valor a la cadena de producción. Así, se consiguen eliminar las tareas innecesarias produciendo un ahorro importante.

startup

Ries decidió aplicar esta tradicional teoría Lean al lanzamiento de nuevas empresas. Lo plasmó todo en su libro, The Lean Startup, hoy en día un referente para emprendedores. La idea de adaptar esta teoría le vino tras fracasar varias veces lanzando al mercado empresas de forma tradicional. Esto le hizo replantearse la forma de hacer las cosas y conocer a Steve Blank fue la guinda del pastel. Blank es el desarrollador de la metodología Customer Development, que pone énfasis en conocer bien las necesidades de los clientes y su perfil antes de lanzar algo al mercado. Sin duda el contacto con este gurú del emprendimiento favoreció la creación de este nuevo sistema.

Los principios básicos de Lean Startup

A lo largo del libro Ries expone una serie de conceptos que se van repitiendo de forma constante. El aprendizaje validado, la iteración y la experimentación son las bases sobre las que se fundamenta el Lean Startup. Todo ello con el objetivo de reducir el riesgo a la hora de lanzar un nuevo producto o servicio. El Customer Development es clave; aprender del cliente debe ser una prioridad, y cuanto más barato y rápido sea, mejor.

El método de Ries defiende entonces que la experimentación es la mejor de nuestras herramientas. Todo porque nos permitirá convertir nuestras hipótesis en hechos concretos. Sin embargo, ¿en qué consiste esta experimentación? Simplemente en testear las hipótesis de nuestro negocio enfrentándonos a las ideas del mercado a través de entrevistas, creando prototipos, con productos mínimos variables (MVP)…etc.

lean startup

Todo esto nos aportará experiencia y conocimiento del mercado. Esto nos llevará a tener que buscar distintas opciones transformando nuestra propuesta inicial mientras probamos nuestras ideas. Así, será el mercado quien guíe nuestra estrategia y no esta la que guíe nuestro modelo de negocio.

En resumidas cuentas; la metodología Lean Startup propone transformar nuestras ideas en productos, lanzarlos al mercado, medir la reacción de los clientes y aprender si debemos perseverar o cambiar nuestra idea de negocio. Eso sí, no tenemos que esperar a tener un producto totalmente definitivo. Nos vale siempre que sea válido para testearlo rápidamente y reconducir así nuestra estrategia.

¿Cómo implementar el método Lean Startup?

Si quieres saber cómo implementar este modelo en tus startups, igual que hacemos en Unlimiteck, lo primero es tener en mente cinco claves que Ries destaca sobre todo:

  • Los emprendedores están en todas partes
  • El espíritu emprendedor es management
  • Aprendizaje validado
  • Crear, medir, aprender
  • Contabilidad de la innovación

Y así es; todos podemos ser emprendedores si sabemos cómo materializar nuestras ideas. En cuanto al management, siempre ha sido considerado como algo antagónico al mundo startup. Tradicionalmente implica burocracia, inflexibilidad… Aún así la realidad es que las startups necesitan management, pero de otro tipo. Esta es una de las cosas que nos enseña el Lean Startup.

El objetivo de una startup tiene que ser conocer qué quieren sus clientes; la incertidumbre que las caracteriza hace necesario recoger feedback de sus potenciales clientes para poder hacer cambios en función de los datos recogidos, en lugar de establecer planes concretos en una única dirección. Este es el conocido circuito de feedback de información que nos permitirá después contabilizar el valor de nuestra innovación y conocer qué tenemos que cambiar o mantener.

Buscando el éxito para nuestra startup

Se ha demostrado que aquellas startups que siguen la metodología Lean Startup tienen un índice de éxito mayor que los proyectos que mantienen el modelo traidicional. Mioti, Metiora, TheCUBE, Claridae y Junntar, nuestras startups, incorporan este método desde el primer momento. No tengas miedo de implantar la metodología de Eric Ries y lánzate a desarrollar tu startup.

emprender

Y así es; todos podemos ser emprendedores si sabemos cómo materializar nuestras ideas. En cuanto al management, siempre ha sido considerado como algo antagónico al mundo startup por implicar burocracia, inflexibilidad, etc, pero la realidad es que las startups necesitan management, pero de otro tipo: es lo que nos enseña el Lean Startup.

El objetivo de una startup tiene que ser conocer qué quieren sus clientes; la incertidumbre que las caracteriza hace necesario recoger feedback de sus potenciales clientes para poder hacer cambios en función de los datos recogidos, en lugar de establecer planes concretos en una única dirección. Este es el conocido circuito de feedback de información que nos permitirá después contabilizar el valor de nuestra innovación y conocer qué tenemos que cambiar o mantener.

Se ha demostrado que aquellas startups que siguen la metodología Lean Startup tienen un índice de éxito mayor que los proyectos que mantienen el modelo traidicional. Mioti, Metiora, TheCUBE, Claridae y Junntar, nuestras startups, incorporan este método desde el primer momento. No tengas miedo de emprender ni de implantar la metodología de Eric Ries y lánzate a desarrollar tu startup.